domingo, 9 de febrero de 2020

¿Sabías que ir andando o en bici al colegio mejora el rendimiento académico?

Desplazamiento activo ¿Sabías que ir andando o en bici al colegio mejora el rendimiento académico?

Por Dr. Daniel Navarro Ardoy @dnardoy @profithugr @safeumu

Mientras que nuestros escolares no dispongan de Educación Física diaria #EF1hDiaria o las clases de Educación Física #edufis no se ubiquen en la primera hora de la jornada lectiva, esta podría ser una solución: ir andando, en bici o patinando al colegio o instituto.

Se ha demostrado que cuando los escolares hacen algo de actividad física antes de la jornada escolar (mismo efecto que tener Educación Física a primera hora) se mejora el rendimiento cognitivo de esos escolares en las horas siguientes.

Cuando los niños dedican 15 o 20 minutos a correr o caminar antes del inicio de las clases, mejora su comportamiento, su concentración durante las tareas y su disposición para el aprendizaje en el inicio de la jornada escolar (Stylianou et al., 2016). En esta línea, el desplazamiento activo al colegio, conocido como el uso de medios activos tales como andar o ir en bicicleta principalmente, hacia y/o desde el colegio, proporciona una oportunidad para incrementar los niveles de actividad física diaria en los jóvenes, mejorar su salud cardiovascular y el rendimiento cognitivo (Huertas-Delgado et al., 2017; Martínez-Gómez et al., 2011). También se sabe, gracias a un estudio realizado en la Universidad de Granada, que los niños que van andando al colegio llegan menos estresados al aula, por tanto, son menos reticentes a recibir al profesor, además, obtienen mejores resultados académicos (Villa-González, Ruiz y Chillón, 2016) y mejoran su salud mental, concretamente su autonomía y autoconfianza (Herrador-Colmenero, Villa-González y Chillón, 2017).




Entrevista a nuestra compañera Dra. Palma Chillón @PalmaChillon @profithugr.


Relacionado con esto, en un estudio en el que participaron adolescentes en el rango de edad de 13 a 15 años, se han comprobado los beneficios cognitivos que conlleva ubicar las clases de Educación Física en el inicio de la jornada escolar, a diferencia de lo que suele hacerse tradicionalmente. Tras una sesión intensa de ejercicio aeróbico, los adolescentes obtenían los mejores resultados en una prueba matemática en las clases de la primera o tercera hora del día, y los peores en la última (Travlos, 2010).

Y es que a primera hora de la jornada escolar, lejos de estar los alumnos más atentos, como así piensan algunos, los cerebros de los adolescentes lo que están es "dormidos". En esta noticia del periódico La Vanguardia (2015) se puede profundizar más sobre esta evidencia científica, gracias a estudios como los realizados por el Dr. Paul Kelley, científico del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Oxford.

"Un adolescente que se levanta a las 7 de la mañana equivale a un adulto que se levanta a las 4:30 de la madrugada", afirma el trabajo del Dr. Kelley. Con los horarios actuales, si un estudiante de quince o dieciséis años comienza las clases a las 8, ha de despertarse entre las 6 y las 7 de la mañana. Para ir bien descansado al instituto y cumplir con las nueve horas de sueño necesarias, debería acostarse entre las 21 horas y las 22 horas. El problema es que su cerebro "no les permite ir a dormir pronto", indica el Dr. Kelley en este estudio.

El neurofisiólogo y especialista en medicina del sueño Javier Albares vería con buenos ojos que los institutos retrasen el inicio de las clases o que empezaran con actividad física. "Las ocho de la mañana es muy pronto para un adolescente, este horario no se adapta a su ritmo biológico", asegura. Ahora bien, considera igual de necesario un cambio de hábitos sociales. Las dos medidas -comenzar la clase a las diez y acostarse a una hora adecuada- han de ir juntas, sostiene. Albares impulsa la idea de reformar el horaria escolar - laboral para adecuarla a los usos europeos, con jornadas laborales más compactadas, adelantando la comida y la cena para ganar calidad de vida: cambiar la concepción cultural del tiempo.

Está claro que el cambio o la adaptación de horarios al ritmo vigilia-sueño de los adolescentes, es una buena medida. Otra podría ser ubicar las clases de Educación Física, en la medida de lo posible, en las primeras horas de la jornada escolar, favoreciendo el beneficio cerebral de la actividad física para mejorar la atención, resolución de problemas, memoria y resto de funciones cognitivas asociados a este hecho. Si se quiere conseguir que los alumnos aprendan y asimilen mejor los conceptos de asignaturas que requieren una mayor implicación cognitiva, no hay duda que lo mejor para esos alumnos sería hacer actividad física previamente. Por consiguiente, fomentar el desplazamiento activo o ubicar las clases de Educación Física a primera hora o justo antes de esas asignaturas, sería una buena medida neuroeducativa.

Muchas familias viven muy lejos de los colegios e institutos (más de 10 kilómetros, por ejemplo) y les resulta complicado acompañar a sus hijos en bicicleta en este tipo de trayectos tan largos. ¿Has pensado que tal vez se podría coger el coche para hacer los primeros kilómetros y el último, por ejemplo, hacerlo andando, paseando o patinando. Con ello además, te ahorrarás esas colas y atascos que en ocasiones se forman en las puertas de los colegios. Algunas familias creen que dejando a sus hijos justo en la puerta del colegio, son "mejores padres" que aparcando el coche cómodamente en un lugar tranquilo (a unos cuantos metros o kilómetros del colegio), andando tranquilamente con su hijo durante varios minutos (1 kilómetro andando a penas se tarda 10-15 minutos). Al igual ocurre con los autobuses escolares. Por qué no fomentar que estos pudieran aparcar a unos cuantos metros de la puerta del instituto, obligando a los escolares que van en transporte público a caminar durante 5-10 minutos antes de entrar a clase.

Estas son algunas medidas que podrían tomarse desde algunos centros educativos, concienciando previamente a las familias sobre los beneficios que ello conlleva, creando grupos de trabajo, familias, AMPA, Policía local, Ayuntamiento, etc., que pudieran colaborar en la seguridad vial de este tipo de iniciativas, creando infraestructuras e itinerarios escolares para llegar al colegio o instituto andando sin peligro y siempre acompañados por algún adulto. 


Bibliografía

  1. Stylianou, M., Kulinna, P. H., Van der Mars, H., Mahar, M. T., Adams, M. A. y Amazeen, E. (2016). Before-school running/walking club: effects on student on-task behavior. Preventive Medicine Reports, 3, 196-202. doi: 10.1016 / j.pmedr.2016.01.010.
  2. Huertas-Delgado, F.J., Herrador-Colmenero, M., Villa-González, E., Aranda-Balboa, M.J., Caceres, V., Mandic, S. y Chillon, P. (2017). Parental Perceptions of Barriers to Active Commuting to School in Spanish Children and Adolescents. European Journal of Public Health, 1 (6). doi: 10.1093 / eurpub / ckw249.
  3. Martinez-Gomez, D., Veiga, O. L., Gomez-Martinez, S., Zapatera, B., Calle, M. E., y Marcos, A. (2011). Behavioural correlates of active commuting to school in Spanish adolescents: the AFINOS (Physical Activity as a Preventive Measure Against Overweight, Obesity, Infections, Allergies, and Cardiovascular Disease Risk Factors in Adolescents) study. Public Health Nutrition, (14)10, 1779-1786. doi: 10.1017/s1368980010003253.
  4. Villa-González, E., Ruiz, J. R. y Chillón, P. (2016). Recomendaciones para implementar intervenciones de calidad de promoción del desplazamiento activo al colegio. Retos, 30, 159-161.
  5. Herrador-Colmenero, M., Villa-González, E. y Chillón, P (2017). Children who commute to school unaccompanied have greater autonomy and perceptions of safety. Acta Paediatrica. doi: 10.1111 / apa.14047.
  6. Travlos, A. K. (2010). High intensity physical education classes and cognitive performance in eighth grade students: an applied study. International Journal of Sport and Exercise Psychology, 8 (3), 302-311.
Enlace a la noticia del periódico La Vanguardia:













No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cerebelo: mucho más que una estructura encargada en el aspecto cualitativo del movimiento

Cerebelo: mucho más que una estructura encargada en el aspecto cualitativo del movimiento Por Dr. Daniel Navarro Ardoy @dnardoy @profith...